Mi enfoque

La fractura de cadera es una lesión que afecta principalmente a personas mayores de 65 años. En el 90% de los casos se produce simplemente por una caída de la propia altura, aunque también puede producirse en una persona joven por un traumatismo de alta energía.

Históricamente, las fracturas de cadera han sido consideradas “una enfermedad”. Este concepto, aún vigente, se fundamenta en la elevada incidencia de problemas que un trauma produce en un individuo anciano. Por este motivo, surge la necesidad de un enfoque multidisciplinario como un “esquema vital” para su correcto tratamiento.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es devolver la movilidad a la persona lo antes posible. Una fractura de cadera debe ser tratada en forma ideal antes de los 3 días de producida.

Dependiendo del tipo de fractura la misma puede requerir una cirugía mínimamente invasiva conservando la cabeza femoral o una cirugía de reemplazo de la cabeza femoral, en cualquier caso, es mandatorio que inmediatamente luego de la cirugía el paciente pueda dejar la cama y comenzar un programa de movilización y rehabilitación intensivo.

Sintetizando, los tres elementos más importantes para el éxito del tratamiento son:

  • Trabajar en equipo
  • Tratarla rápidamente
  • Movilización y kinesiología temprana

Ante cualquier duda

escribime y te responderé a la brevedad